TAI CHI CHUAN

El Tai Chi Chuan o Tai Ji Quan -también conocido como Tai chi, es un arte marcial milenario de relajación que reduce el estrés y la ansiedad al tiempo que mejora la flexibilidad del cuerpo y el equilibrio con la mente. El Tai Chi Chuan es una disciplina que trabaja de forma holística, fusionando cuerpo y mente a través del correcto equilibrio entre ambos.

El Tai Chi Chuan ha evolucionado hacia la práctica físico-espiritual, ya que es una fusión entre la filosofía taoista y budista y, mediante movimientos basados en la Medicina Tradicional China (tiene mucho del Chi Kung o Qi Qong), canaliza la energía vital (el Chi) a través de los meridianos consiguiendo deshacer bloqueos tanto físicos como emocionales, para conseguir la correcta circulación de la energía.

La técnica del Tai chi se basa en la armoniosa combinación y fusión de sus tres fundamentos: el movimiento corporal, la conciencia y concentración sobre nosotros mismos y la respiración consciente para llevar a cabo la meditación en movimiento mediante la cual se busca la conexión entre cuerpo, mente y espíritu.

La práctica regular de los diferentes trabajos que componen el sistema de Tai Chi (Formas, Chi Kung, Auto masajes, Meditación…) aporta múltiples beneficios para la salud entre los que destacan estos 8:

1. Aporta energía: el Tai Chi está relacionado con las teorías de la Medicina Tradicional China que establecen que Qi, el flujo de energía que sustenta los seres vivos, se mueve a través del cuerpo a lo largo de los meridianos, o vías. Cuando se bloquean las vías, se producen enfermedades o molestias. Los movimientos del Tai Chi están diseñados para prevenir o aliviar los bloqueos y permitir que la energía o Qi fluya libremente a través del cuerpo.

2. Calma la mente: Los movimientos lentos y las posturas asociadas al Tai Chi son cuidadosamente formuladas para fortalecer el cuerpo y la mente. Con la ayuda de las técnicas de respiración profunda, el profesor de Tai Chi nos ayuda a alcanzar un estado de meditación y a reducir los síntomas físicos y mentales del estrés y la ansiedad.

3. Ayuda a reducir la presión arterial: al unir ejercicio aeróbico con las técnicas de meditación, contribuye a disminuir la presión alta.

4. Alivia los dolores de cabeza y espalda e incluso el insomnio: al estimular la circulación de la energía o Qi por todo el cuerpo, el Tai Chi puede reducir y eliminar los bloqueos energéticos que causan dolores y otras enfermedades.

5. Fortalece tus brazos y piernas: a pesar de la atención en los movimientos lentos y deliberados, el Tai Chi es un ejercicio físico muy eficaz, al fin y al cabo fue inicialmente diseñado como arte marcial. Los movimientos fluyen entre sí, mantienen el cuerpo en movimiento continuo que ayudan a endurecer brazos y piernas.

6. Desbloquea las articulaciones, previniendo enfermedades como la artritis: Las posturas de bajo impacto de Tai Chi son suaves en las articulaciones, pero aún aumentar la movilidad y la amplitud de movimiento en los tobillos, las caderas y las rodillas.

7. Reduce el riesgo de caídas y lesiones: Como mejora la fuerza, la amplitud de movimiento y la orientación espacial, Tai Chi reduce el riesgo de caídas u otras lesiones asociadas a la debilidad y pérdida del equilibrio.

8. Mejora nuestro sistema respiratorio y nuestro sistema cardiovascular: A pesar de la frecuencia cardíaca disminuye durante el Tai Chi, el flujo sanguíneo se incrementa, el fortalecimiento del sistema cardiovascular. Además, las técnicas de respiración profunda aumentan la capacidad pulmonar y ayuda a eliminar toxinas.

Además de todos los beneficios mencionados, el efecto más importante de la práctica del Tai Chi Chuan es el autoconocimiento ya que, en definitiva, gracias al Tai Chi aprendemos a conectarnos con nosotros mismos y a sentirnos mejor de forma global.